Jay Holben DF: Difusión, Parte 1

American Cinematographer

Jay Holben, enero 2020

 

Filtros de difusión, también conocidos como “geles,” son la herramienta más común para alterar la calidad de las fuentes de luz.

Existe una gran gama de fabricantes que crean y venden una variedad de este tipo de filtros, incluyendo Lee Filters, GAM Products  y GAM’s parent company Rosco. Entender las diferencias entre ellos y conocer cuándo escoger una marca sobre otra, ha dejado perplejos a muchos cinematógrafos y aduladores a lo largo de los años. En muchas ocasiones tienen una experiencia con un particular «toque» en la difusión, así, optan por continuar con este estilo a lo largo de sus carreras, no hay nada de malo con esto, sin embargo, en un esfuerzo por aclarar esta confusión sobre la difusión, me reuní con la cinematógrafa, Kaiti Wlliams, para estudiar algunos usos regulares sobre los difusores y ver sus efectos exactos.

El principal trabajo de un filtro de iluminación difusor es separar los rayos de luz directos y duros de una fuente y dispersarse para crear una fuente más suave. Para discutir los efectos de estos filtros, necesitamos definir los atributos que estaremos estudiando.

El primero es la transferencia del borde de la sombra, donde la luz transita hacia la sombra de un objeto. Cuanto más suave sea la fuente, mayor será el área de transición. Un valor de transferencia bien definido indica una luz fuerte, por otro lado, un cielo completamente cubierto mantiene la última suave; en este caso, se eliminan casi todas las sombras, y la transferencia de luz a la sombra es extremadamente larga, gradual, y casi indiscernible.

La suavidad de la luz es primeramente determinada por el tamaño de la fuente en relación a la distancia de la misma hacia el sujeto. Mientras el sol es una enorme fuente de luz, también se encuentra a 93 millones de millas de longitud de la tierra, como resultado de esa distancia y de ser una fuente de luz muy dura se crean sombras bien formadas y definidas.

Cuando las nubes cubren el cielo, se cambia la apariencia de la fuente de luz por una nueva y su tamaño incrementa desde una pequeña esfera- la distancia del sol- hacia todo el cielo visible. Ese es un punto importante: cuando ponemos un difusor enfrente de una fuente de luz, éste en efecto se convierte en una nueva, lo cierto es que cuando rebotamos una luz dentro de algún objeto: el material en el que lo hacemos se convertirá entonces en la nueva fuente para nuestro sujeto. Cuanto mayor sea la fuente en relación del sujeto más suave será la luz.

Siguiente, una sombra no es sólo una sombra, de hecho, está formada por dos componentes, la umbra y la penumbra (ver el diagrama de arriba). La umbra de la sombra es el punto más profundo (más oscuro), de ella. Si la fuente proviene de una gran distancia y no hay nada cerca para difuminarla y llenar el espacio, entonces la sombra va a tener una umbra pura, bien formada y definida.

La penumbra es la porción secundaria de la sombra, el «fuzzy», perímetro creado por los rayos oblicuos de la luz proveniente de los alrededores de los bordes del sujeto. Una luz fuerte tiene una penumbra muy pequeña o ninguna en absoluto, una luz suave tiene una penumbra larga con una pequeña o ninguna umbra.

Para conducir nuestro experimento, Williams y yo hicimos dos diferentes pruebas: una con una serie de tres figuras geométricas dimensionadas en una cuadrícula, el otro con la cabeza de un maniquí con un fondo negro. En el anterior, las diferentes figuras ayudaron a ilustrar claramente la umbra y la penumbra creada por cada uno de los diversos materiales difuminados- el largo de la penumbra, el largo del borde de la sombra transferida y la suavidad de la fuente de la luz, «Notarás como la fuente se vuelve más tenue, a medida que la longitud de la sombra se reduce», agregó Williams. «La penumbra se vuelve tan larga que es sobre tomada por la umbra”.

Al observar los diferentes efectos de cada difusor desde la menor cantidad suavizada hasta la mayor, vemos que el valor de transferencia de la sombra cambia significativamente tanto como incrementamos la opacidad del difusor- con la excepción de la opción de giro, donde la sombra permanece dura, pero pierde contraste. Cuando usamos la “Full Grid Cloth”, la sombra es una fracción del tamaño de la luz dura, y la penumbra es casi imperceptible por la luz ambiental.

«Ambos estudios fueron hechos con Arri 1K desde una distancia cerca de 3 metros», explicó Williams. «Cada uno de los difusores que probamos fueron ubicados a un metro de distancia del sujeto (al igual que las figuras o la cabeza del maniquí). Así que la luz proveniente del 1K llenó por completo el área difuminada, cada pieza de difusión que examinamos medía un metro de alto y un metro de ancho, estábamos convirtiendo una lente Fresnel de 6 pulgadas a 3 metros de distancia en una fuente de 1 por 1 metro a 1 metro de distancia de nuestro sujeto.  “Más cerca y larga debería hacer una fuente más suave”.

En cada repetición se midió el color y la iluminación y los resultados se enumeran en la tabla a continuación. La lámpara en sí nunca se ajustó durante la serie de pruebas; La única alteración fue cambiar el difusor, que se colocó en la misma posición cada vez.

Ante cualquier objeto que se interponga en el camino de una fuente de luz, éste la alterará, el difusor siempre absorberá y reflejará una cierta cantidad de luz de la fuente, así como tomará la luz enfocada y la dispersará. Esto significa que siempre hay una pérdida de luz a través del difusor, lógicamente, cuanto más opaca es la difusión mayor es la pérdida de luz.

«Otra cuestión que notamos fue la diferencia de color de cada tipo de difusor», continúa Williams. «Debido a que la mayor parte de los difusores son blancos, generalmente pensamos que es «neutral» en el color, sin embargo, ese no es realmente el caso, casi todos los difusores que probamos alteraron ligeramente la temperatura en el color de la fuente.»

La cámara se ajustó a un balance de color de 3200 K y no se intentó corregirlo en ninguna de las imágenes. «Parte de la difusión tuvo muy poco efecto en el color, pero otras, “Full Grid Cloth”, causaron un cambio bastante notable en la temperatura», señaló Williams.

Los difusores que probamos se encuentran entre los más comunes en la industria y son fabricados por varias compañías; Rosco Laboratories suministró generosamente todos los difusores para nuestra prueba. En orden de la luz más dura resultante a la más suave, los tipos que probamos fueron: 1⁄4 Tough Spun, Light Tough Spun, Light Opal, Full Tough Spun, Opal, 1⁄4 216, 1⁄2 216, 1⁄4 Grid cloth, 216 y Full Grid Cloth.

Un Arri 1K Fresnel, sin difusión. 1/4 Tough Spun Light Tough Spun Light Opal Full Tough Spun Opal 1/4 216 1/2 216 1/4 Grid Cloth 216 Full Grid Cloth

Un Arri 1K Fresnel, Sin Difusión.

 

1/4 Tough Spun

 

Light Tough Spun

 

Light Opal

 

Full Tough Spun

 

Opal

 

1/4 216

 

1/2 216

 

1/4 Grid Cloth

 

216

 

Full

 

Al observar la fuente de luz a través del difusor, podemos ver claramente cómo una combinación de luz directa y luz difusa crea una fuente más difícil (como en las opciones Spun y Opal). A medida que la definición de la fuente de luz original se vuelve cada vez más confusa por el material de difusión, el tamaño general de la misma aumenta y la calidad de la luz se suaviza sustancialmente.

El Tough Spun tiene propiedades muy interesantes, como es una tela con patrón de hilos finos, hay puntos claros a lo largo del material donde la luz directa puede brillar. Esto significa que produce una combinación de luz dura y difusa. Puede ver esto ilustrado en las imágenes de las formas geométricas de nuestra prueba, ya que tanto la umbra como la penumbra de las sombras están bien definidas.

«Tough Spun no cambia realmente el valor de transferencia de sombra [de la de una fuente de luz dura]», señala Williams. “Las sombras aún son nítidas, con sólo una reducción en el contraste, los tres puntos fuertes de Tough Spun tienen este mismo comportamiento, este efecto es más claro en el más pesado de los tres, Full Tough Spun, donde la penumbra tiene una línea dura y limpia, y la umbra de la sombra, aunque disminuida, todavía está claramente definida. El Ópalo de luz, por otro lado, con el efecto mínimo que podría tener, comienza a producir una ruptura en la definición de la penumbra, lo que denota más suavidad a la luz».

«Para mí fue muy interesante que el Tough Spun produjera una textura en la luz, muy parecida a una galleta o una galleta celo», continúa Williams. «Es sutil, pero proyecta un patrón sobre el sujeto». Como con cualquier patrón proyectado, cuanto más lejos esté el material que lo produce de la fuente de luz, mejor definido estará éste sobre el sujeto.

La cantidad de difusión aumenta con 1⁄4 216, que, como podemos ver, produce efectos muy similares en términos de calidad de sombra a 1⁄2 216 y 1⁄4 Grid Cloth. Full Grid Cloth y 216 también producen efectos muy similares entre sí, aunque Full Grid Cloth ofrece más difusión de la luz, como se puede ver en la penumbra más difusa; La definición de la forma ha desaparecido casi por completo.

Para comprender mejor cómo funcionan los difusores, debemos echar un vistazo al material en sí y ver nuestra fuente de luz detrás de él. La calidad de la luz es creada por el tamaño de la fuente en relación con el sujeto, pero si nuestro material de difusión no es totalmente opaco y todavía podemos ver parte de la fuente original detrás de ese material, entonces el accesorio real (además de la «nueva» fuente de luz creada por el difusor) tiene un efecto en la calidad general de la luz.

Así es como los difusores más ligeros, incluso en el mismo tamaño y ubicados a la misma distancia del sujeto, crean una luz que es menos suave de lo que resulta de los más pesados, ya que combinan efectivamente la luz dispersada de la nueva fuente con la aparente luz directa. Luz de la fuente original, que está más alejada y más pequeña.

Tenga en cuenta que el 216 y el “Full Grid Cloth” eliminan casi por completo la fuente de luz detrás de él, pero el Grid cloth es más efectivo para eliminar todas las formas de la fuente original y, por lo tanto, hace que la luz sea más suave.

Ambas difusiones, sin embargo, se convierten completamente en la nueva fuente de luz aparente. Al observar el Ópalo de luz, vemos una fuente claramente definida detrás del material de difusión; su opacidad es significativamente más ligera que permite más luz directa con solo una dispersión sutil, por lo tanto, una fuente general más fuerte. La tela de cuadrícula de 1⁄4 tiene una propiedad interesante de la luz «veteada», debido a su textura de patrón de cuadrícula, pero no notamos que esto provocará un efecto particular en los sujetos que iluminamos o en las sombras que se proyectan.

El efecto de los difusores sobre un análogo del rostro humano. Al observar la sombra proyectada por la nariz en la mejilla, podemos ver claramente las diferencias que cada difusor ofrece a la calidad de la luz. Con algunas de estas difusiones, los resultados son tan similares que, en efecto, no se pueden distinguir en un sentido práctico. El patrón de los materiales hilados puede verse en el fondo con bastante claridad.

Mirando la cabeza del maniquí, podemos ver que las diferencias en la calidad de la luz de cada difusor son significativamente más sutiles de lo que uno podría imaginar.

Aquí queremos examinar la transferencia del borde de la sombra, que está más claramente delimitada por la sombra de la nariz y dónde se encuentra -o no se encuentra- la sombra de la mejilla.

Aunque las diferencias pueden ser extremadamente sutiles y, posiblemente, indiscernibles en una situación práctica, existen diferencias entre cada una. Incluso 216 y Full Grid Cloth son diferentes; la densidad de la sombra en la mejilla del maniquí es más clara con el paño de rejilla, lo que indica que está dispersando más luz que el 216. Recuerde, cuando miramos las imágenes de la difusión en sí, vemos que el paño de rejilla es más efectivo que el 216 para borrar la forma de la lámpara. Si bien ambas difusiones son efectivas, Grid Cloth ofrece más difusión que la 216, a expensas de 2⁄3 más pérdida de luz.

Además, el material real es diferente de un tipo de difusión al siguiente. La tela de rejilla se puede coser entre sí; 216, que es más parecido al plástico, no puede. En una situación de viento, 216 es más fuerte que Grid Cloth, y Silent Frost, que no probamos aquí, es una opción aún más silenciosa.

Si te gusta la nitidez de la sombra de la luz fuerte, pero quieres reducir el contraste de las sombras, Tough Spun es tu elección, aunque viene con un patrón ligero, que aquí se puede ver mejor en el fondo detrás del maniquí. Light Opal y 1⁄4 216 están tan cerca unos de otros que las diferencias en una aplicación práctica serían, bueno, cuestión de nada.

«Es importante saber exactamente cómo desea alterar la luz para lograr la apariencia que busca», concluye Williams. «Es por eso que es vital entender lo que realmente están haciendo estos filtros de difusión. A través de esta prueba, definitivamente he llegado a comprender mucho más sobre las formas en que cada filtro puede alterar la sombra y la calidad general de la luz, fue impresionante ver qué tan diferentes eran los efectos de estos filtros, a pesar de que sólo tenían el mismo tamaño y la misma distancia de la fuente de luz. ¡Estoy deseando ver lo que se puede descubrir en la próxima prueba! «

En un próximo lanzamiento de Shot Craft, analizaremos otros aspectos que Williams y yo probamos, incluidas las fuentes de rebote y los materiales de difusión alternativos en comparación con estas opciones más comunes.

Un agradecimiento especial a Joel Svendsen de Rosco por suministrar generosamente los materiales para esta prueba.

                          Kaiti Wlliams                                                   Jay Holben

 

Deja una respuesta