Contra la autonomización de las Fuerzas Armadas respecto del poder civil

El Programa de Derechos Humanos de la Facultad de Filosofía y Humanidades de la UNC repudia públicamente el decreto del Poder Ejecutivo Nacional que recorta control civil sobre las Fuerzas Armadas, publicado el 31 de marzo de este año, y alerta sobre los peligros desestabilizadores y destituyentes que un avance concreto hacia la autonomía militar, respecto del control civil, cierne sobre nuestra democracia.

En un contexto donde la disputa por cercenar derechos y desandar los avances democratizadores de nuestro país y de los países hermanos latinoamericanos se batalla todos los días, estas políticas encubiertas que implican una regresividad institucional anterior a 1984, deben ser denunciadas activamente exigiendo la anulación del decreto mencionado.

En el pasado reciente, por esta vía de creciente autonomización de los militares y por la formación de una cultura política institucional golpista, nuestros pueblos sufrieron –entre otras- los oprobios de las denominadas Dictaduras de Seguridad Nacional que, bajo la construcción deliberada de un enemigo interno que (supuestamente) amenazaba el orden nacional, instituyeron el terror y cometieron masivas y sistemáticas violaciones a los derechos humanos.

Ya en democracia, para el caso argentino y durante la década de 1980, las contiendas políticas libradas por el juzgamiento de aquellos crímenes de lesa humanidad y por la subordinación de los cuerpos armados al poder civil se desarrollaron en un clima de creciente reposición de amenazas por medio de la consecución de atentados, amedrentamientos y levantamiento o motines militares.

Pese a ello, la ciudadanía argentina y cordobesa se manifestó en reiteradas ocasiones, por sobre sus diferencias e identidades, a favor de la continuidad institucional democrática y el control civil de las Fuerzas Armadas, tomando las calles y las plazas y demostrando que no se permitiría una nueva reversión autoritaria.

Ese rechazo a la cultura golpista se cristalizó, entre otras construcciones institucionales, en la legislación que el gobierno nacional actual ha recortado y limitado mediante un acto decisionista y sin mediar debate alguno en las instancias que nuestra democracia posibilita.

Por todo ello, el Programa  adhiere a los términos del comunicado de prensa difundido por las Organizaciones de Derechos Humanos de Córdoba que señala todos los agentes públicos que son armados para defender nuestro país tienen una enorme responsabilidad, por ello su labor no puede desprenderse del control civil. El argumento de la necesidad de agilizar la administración, explicitado en el decreto 721/2016 no puede estar por encima del derecho a controlar a quienes manejan armas de guerra”. (Documento Organismos, difundido por la prensa)

Y convoca a todos los sectores, organizaciones, instituciones, colectivos y ciudadanos que, a 40 años del Golpe, seguimos luchando por la continuidad y profundización de las políticas de memoria, verdad y justicia y por una verdadera democratización, a expresar nuestro repudio FIRME y COLECTIVO al decreto 721/2016 y exigir su anulación.

Dirección y Consejo de Coordinación

PROGRAMA DE DERECHOS HUMANOS

FACULTAD DE FILOSOFÍA Y HUMANIDADES

UNIVERSIDAD NACIONAL DE CÓRDOBA

Córdoba, 8 de junio de 2016

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.