Profundo pesar por el fallecimiento de nuestra compañera y colega Adela Coria

La Escuela de Ciencias de la Educación y el Área de Educación del Centro de Investigaciones María Saleme la FFyH de la UNC, comunican a la comunidad educativa el fallecimiento de la profesora Dra. Adela Coria, perdida que llena al colectivo de docentes e investigadores/as de una profunda consternación y tristeza.

Nos toca despedir a una colega de amplísima trayectoria, a una pedagoga fundamental, especialista en el campo de la Didáctica, a una formadora de formadores cuyo trabajo, posicionamientos y aportes a la pedagogía recibieron un merecido reconocimiento nacional e internacional.

Adela fue profesora titular de la Cátedra de Didáctica General por casi 30 años y una destacada investigadora del CIFFyH sobre temáticas vinculadas a la enseñanza y la evaluación. Se tituló de Doctora en el DIE CINVESTAV IPN México en el año 2000. Su tesis, publicada como libro bajo el título Tejer un destino: la formación de pedagogos en la Universidad Nacional de Córdoba, Argentina, 1955-1976, es una muestra de su preocupación incansable por entrelazar vidas y voces de los sujetos, los mandatos de las instituciones, las lógicas de las prácticas, los avatares de las políticas, tal como pensaba y conceptualizaba las prácticas y la enseñanza mismas.

Ocupó diversos cargos de gestión en la Escuela de Ciencias de la Educación y la Facultad de Filosofía y Humanidades, formando parte de su vida institucional por décadas: Vicedirectora de la Escuela de Ciencias de la Educación, consejera del HCD y de la Escuela, Directora del Doctorado en Ciencias de la Educación, entre otro.

Su producción intelectual conoció diferentes facetas, entre otras, la coordinación -con su mirada pedagógica aguda- de la irremplazable colección de los Cuadernos para el aula, y muchos otros materiales curriculares y de desarrollo curricular entre los que se cuenta la reciente publicación del material Jóvenes que miran mundos, para el Ministerio de Educación de la Nación. Adela hizo de la pedagogía una profesión, una política y un destino de vida, como dijera Gustavo Bombini sobre su libro. Quedará inscripto su legado como pedagoga, como defensora de la educación pública y de los derechos humanos. Con convicción y pasión inclaudicables por sostener las ideas y valores humanistas y democráticos.


Nuestro abrazo a su familia, amigas/os, colegas y comunidad educativa en general.