Lenguaraces

Aquí se publican artículos de opinión escritos por alumnos y profesores de la Escuela de Bibliotecología, principalmente sobre bibliotecología, claro está. Pero esta palabra puede significar muchas cosas: bibliotecas populares, servicio a la comunidad, vida estudiantil en la carrera, aprendizaje y enseñanza, comunicación, cambios sociales, experiencias como bibliotecarios, intercambio con otros profesionales, críticas, esperanzas, deseos, vocaciones, problemas en el desempeño de la profesión, cambios profundos en el papel del bibliotecario en la sociedad actual, etc.

Una variedad infinita de experiencias en el ámbito de la Bibliotecología que puede expresarse de muchas maneras. Lo que aquí se intenta hacer es crear un espacio de opinión personal y colectiva, donde difundir desde distintos lugares la relación de cada uno con la escuela y la profesión. Por ello es tan válido, y valioso, publicar artículos de un estudiante de primer año que desea contar cómo es el contacto inicial con la universidad, o aquellos que reflejen la experiencia de un egresado trabajando desde hace poco años en una biblioteca popular de Córdoba, o bien saber qué piensa un profesor con muchos años de experiencia profesional sobre el desarrollo actual de la bibliotecología, por citar algunos ejemplos.

Esa diversidad de experiencias es lo que puede nutrir esta sección del blog de la escuela y por lo tanto la participación está abierta a todos quienes deseen colaborar escribiendo artículos; los cuales se agruparán de forma mensual. Para participar se puede hacer una de dos cosas: escribir el artículo y enviarlo al blog directamente, o bien si no tienes muy en claro sobre qué escribir, qué extensión debe tener o cómo redactar un artículo porque no tienes experiencia en ello, puedes comunicarte por medio de las direcciones de correo electrónico de la sección Contacto para plantear tus dudas. Este es un espacio de todos y por lo tanto la participación colectiva es imprescindible.

Te alentamos fervientemente a participar y tomar la palabra, y desde ya te agradecemos por ello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *