Voluntariado para la digitalización de textos

 

Entrevista descargable (formato mp3):

https://www.mediafire.com/?qgg8zrxrj1qh3j0

 
 

Esta es la entrevista a las profesoras Sandra Gisela Martín y Marcela Verde, quienes junto a muchas otras personas desarrollan un proyecto de inclusión educativa para estudiantes con distintos grados de discapacidad visual. El tema de la inclusión es algo siempre vigente en la UNC, y para quienes estudiamos Bibliotecología sin duda es algo a tener en cuenta en el ámbito de las bibliotecas.

Muchas gracias a las entrevistadas por toda la información brindada en el reportaje y por su tiempo. Para quienes quieran saber más del proyecto:

Página Web UCC: http://www.ucc.edu.ar/biblioteca/

Email: gescal@uccor.edu.ar

Teléfono: 4938090 Interno 454

Página Web Red Mate Córdoba:http://www.redmate.org/cordoba.htm

Fundación Tiflonexos:http://www.tiflonexos.com.ar/

Página Web Tiflolibros: http://www.tiflolibros.com.ar/

Red IDUC (Web UNC):

http://www.unc.edu.ar/seccion/novedades/2011/junio/universidades-cordobesas-integraran-una-red-de-inclusion-de-la-discapacidad

Red IDUC Facebook:

https://www.facebook.com/pages/Red-IDUC/395983227194981?hc_location=timeline

 
 

Entrevistador (Iván Gustavo Zabczuk): Hola, estamos con Sandra Gisela Martín y Marcela Verde para hablar de un proyecto que tiene que ver con la inclusión educativa de personas con discapacidad visual. Bueno, antes que nada gracias a las dos por la entrevista y bueno, la simple pregunta: ¿de qué se trata el proyecto del voluntariado para la digitalización de textos? Ustedes dirán…

Sandra Gisela Martín: Bueno, nuestra experiencia parte desde el año 2013, cuando desde la Universidad, internamente, un área que se llama Proindu nos visitan a la biblioteca para preguntarnos de qué manera podíamos hacer accesibles una serie de textos para los alumnos con problemas… digamos visuales. En base a este pedido puntual dentro de la universidad nosotros comenzamos a hacer contactos con la Red Mate, que es una red que trabaja en forma cooperativa con la Fundación Tiflonexos, y esta fundación tiene un producto ya elaborado y disponible para personas con discapacidad visual que se llama Tiflolibros.

Tiflolibros es una biblioteca virtual en texto completo, a la cual sólo acceden las personas que mediante certificación médica acreditan tener alguna discapacidad visual y también motriz. En base a eso comenzamos a hacer las conversaciones, en primera instancia con la Red Mate que fue la intermediadora entre la asociación Tiflonexos y entre nosotros, el sistema de bibliotecas de la Universidad Católica de Córdoba. La Red Mate funciona en este momento en la Escuela de Ciencias de la Información de la Universidad Nacional de Córdoba. Ellos tienen años trabajando en este proyecto y, digamos, con la ayuda de ellos logramos firmar el convenio con la asociación civil Tiflonexos. A partir de allí nosotros nos comprometemos como biblioteca a colaborar en este proyecto cooperativo, nos interesó buscar una solución no sólo para la Universidad Católica de Córdoba sino…

E: Algo más amplio…

SGM: …que el esfuerzo que se haga en digitalizar no sirva sólo a nuestra universidad. Es decir, por eso la idea de trabajar con la Red Mate y con Tiflonexos, es decir quisimos buscar una solución, que nuestro esfuerzo sirva también a otros. En base a eso empezamos a trabajar internamente y el… digamos la primera actividad que hemos desarrollado internamente fue una convocatoria a voluntarios. Nosotros la hicimos internamente a la convocatoria dentro de nuestra comunidad académica, aunque tuvo una repercusión externa, digamos. Hemos tenido una, digamos disponibilidad de voluntarios que se han ofrecido, de alumnos, de egresados, docentes, administrativos de la universidad, e incluso gente externa a la universidad que se contactó con nosotros simplemente diciendo que tenía voluntad de participar…

E: Que le interesaba el proyecto…

SGM: Que le encantaba el proyecto y que ellos no tenían nada que ver con la universidad pero que querían colaborar. Así que bueno, fue un impacto no esperado digamos del proyecto pero bienvenido digamos, así que empezamos a trabajar con los voluntarios en la digitalización de algunos textos. Marcela puede comentarles un poquito como trabajamos en esa parte.

E: Sí, entonces… Esto llama la atención. Comienza aquí pero se vuelve algo… Participan muchas instituciones, se vuelve algo multidisciplinario. ¿Eso lo hace más fácil? ¿Es imprescindible hacerlo así digamos? ¿Fue mucho más… viable?

SGM: No lo buscamos, digamos, este impacto externo. Sí nosotros damos prioridad en el tipo de textos que estamos digitalizando, damos prioridad al ámbito universitario. Sin descuidar digamos la voluntad externa de otras personas, pero nuestro foco es poder digitalizar libros del ámbito universitario. Entonces si bien recibimos ayuda, digamos voluntarios de distintas disciplinas, hemos tenido gente egresada de distintas áreas, alumnos de distintas áreas, inclusive hasta una persona que era bombera voluntaria, ¿sí? Así que las áreas a las cuales ha llegado fue muy dispersa y la difusión de esta convocatoria, digamos que el año pasado la hicimos en un período acotado de tiempo con el objetivo de poder empezar a trabajar. Pusimos una fecha límite de la inscripción de los voluntarios para comenzar a trabajar en el proyecto y este año volvimos a hacer la convocatoria, ya sin fecha. La convocatoria es permanente,

E: El proyecto está permanente…

SGM: La difusión interna dentro de la universidad a través de los televisores de difusión, a través de nuestra página web, es permanente. Entonces quien tenga interés se acerca. Nos pasa que hay voluntarios que a lo mejor colaboran dos meses, y a lo mejor después tienen otros proyectos personales y por seis meses no colaboran, después vuelven…

E: Pero el proyecto continúa…

SGM: Entonces bueno, se da esa característica también…

E: Ahora el proyecto en sí, corregime si me equivoco, es algo integral. Incluye seleccionar los textos, digitalizarlos, y hacerlos accesibles. ¿Cómo se planificó todo eso, cómo se pudo realizar?

MV: En realidad los textos provienen del pedido de los alumnos de la universidad que tienen problemas de visión. Esta institución… Bah! No, esta institución no, esta parte de universidad que mencionó Sandra en un principio, el Proindu, ellos están haciendo un relevamiento de las personas con discapacidad y de las necesidades de esas personas con discapacidad dentro de la universidad. Entonces a través de ellos nos llegan los textos que los alumnos de la universidad necesitan, y nosotros le damos prioridad a la digitalización de esos textos. Pero si tenemos tiempo y tenemos voluntarios que están desocupados digamos, buscamos otros tipos de textos, como pueden ser cuentos, o novelas, o algún otro tipo de texto de interés general, como para también aportar más material a lo que es Tiflonexos, a la biblioteca Tiflolibros en realidad, y para ello también utilizamos como recurso aquellos voluntarios que no son específicamente de la universidad, más o menos vamos seleccionado a qué voluntario le damos qué tipo de texto para digitalizar. Lo que hacemos es, primero digitalizar el material, lo guardamos en un archivo Word, en un archivo PDF, en el archivo PDF para que el voluntario tenga el texto igual o lo más parecido posible al original, y les enviamos el texto en Word y el texto en PDF, ellos tienen que corregir el Word de acuerdo al PDF y se sube el texto en Word a la biblioteca Tiflolibros.

SGM: En realidad la tarea del voluntariado es una tarea prácticamente virtual, por eso creo que también fue un impacto no esperado digamos, porque el voluntario trabaja en su casa el día y en el horario en que le queda cómodo.

E: Eso lo hace también más accesible al voluntariado.

SGM: Entonces nosotros desde la biblioteca asumimos la tarea de digitalización, la hace la biblioteca a través de un escáner que hemos comprado, adquirido con recursos propios para pasar el archivo en un formato PDF editable, no un PDF en imagen. Esa tarea la hacemos nosotros, el voluntario no tiene que venir a trabajar a la biblioteca o a digitalizar. La digitalización la hacemos internamente con recursos humanos de la biblioteca, y el voluntario vía email sí recibe ese archivo para editar. La parte de edición tiene por ejemplo un ítem que es la edición de las imágenes, cuando en la digitalización en un libro hay un paisaje, ese paisaje el editor, el voluntario, tiene que describirlo. Bueno… se ven tres montañas con un río, tales animales, la gente caminando, un transporte que pasa… Es decir, ¿por qué? Porque esos libros después que se suben a la biblioteca digital, la persona no vidente los escucha y cuando hay una imagen la persona tiene que “escuchar” qué se ve en esa imagen, y esa parte el texto original no lo tiene. Ese es el trabajo del editor, es decir agregar notas con descripciones de tablas en el caso de que sean tablas, gráficos, fórmulas, imágenes, todo lo que en el texto no aparece… aparece como una imagen y no como un texto plano. Entonces esa tarea y aparte de la corrección que a veces cuando se escanea algunas letras aparecen mal escritas digamos, a veces hay como errores de tipeo que hay que corregir, ¿no?

E: Entonces, ¿actualmente el proyecto involucra todas las carreras universitarias de la universidad más otras universidades? ¿Hasta dónde ha llegado, en términos de carreras digamos?

MV: En términos de carrera prácticamente alumnos de todas las carreras están trabajando como voluntarios. Este año se dio la particularidad que muchos alumnos de la carrera de medicina se acercaron porque hay una materia donde a ellos les exigen que hagan una tarea que tenga que ver con la responsabilidad social universitaria, que hagan un voluntariado concretamente. Y este voluntariado para la mayoría de los alumnos es ideal por esto que comentaba Sandra, de que no requieren ellos participar con horas fuera de sus casas sino que lo hacen en su computadora en el tiempo que tienen libre. Entonces se han acercado muchos alumnos de medicina, pero en realidad hay de todas las carreras.

E: De todo un poco…

MV: Sí.

E: ¿Hay personas con discapacidad visual que trabajan en alguna parte del proyecto? Por ejemplo controlando cómo van saliendo cada… cada trabajo.

MV: No, en realidad hubo una chica que se ofreció para ayudar. Le dijimos que sí, que no había ningún problema, pero después no se concretó ningún tipo de ayuda porque en realidad con la capacitación que nosotros recibimos y la capacitación que ofrecemos hacemos este trabajo que también comentaba Sandra recién, de describir bien las imágenes, los cuadros y demás, y en la corrección en realidad no es necesaria la presencia de la persona con discapacidad.

E: Claro… ¿Estamos hablando de un amplio rango de discapacidades visuales, no?

SGM: Sí.

MV: Sí.

E: Desde personas con muy poca visión a personas directamente sin nada de visión…

MV: Exactamente, por ejemplo en este momento lo que se ha hecho este año es digitalizar unos textos para una alumna que tiene baja visión, entonces ella simplemente con el PDF para ella es suficiente. Entonces digitalizamos y le enviamos los PDF. Igual hicimos la corrección en Word y demás para subir esos documentos a la biblioteca, porque más allá de atender las necesidades de nuestros alumnos nos interesa hacer un aporte a la comunidad. Entonces esto que a esta alumna le hacía falta en este momento le puede hacer falta a cualquier otra persona en otro momento. Entonces igual hemos pasado los textos a Word y se están corrigiendo.

SGM: El tema de la responsabilidad social universitaria en esta universidad por tener un carácter católico, es un impronta muy marcada dentro de la universidad, de hecho se valora mucho en la selecciones docentes, en la carrera docente, o en las convocatorias de proyectos, de premios o cualquier tipo de actividad que amerite una selección, la actividad digamos desde la cátedra respecto a lo que es la responsabilidad social universitaria hacia afuera. Entonces bueno, de allí que también muchos docentes se han acercado para tratar de cumplir con este objetivo que está muy marcado dentro de nuestra universidad, ¿sí? De hecho esta universidad tiene materias de formación religiosa que la distinguen de otras universidades, y digamos, dentro de esas materias se está haciendo un gran énfasis; actividades concretas de responsabilidad social, ya que no se quede en lo teórico como se venía hablando años anteriores sino que las materias de formación tengan actividades concretas, y otras materias que no sean de formación religiosa que también puedan desarrollar proyectos de responsabilidad social. Entonces eso internamente como proyecto que nació por el área Proindu lo canalizamos desde la biblioteca, es un proyecto con un fuerte apoyo institucional.

E: Claro… Ahora, para ustedes y para todas las personas que trabajan en el proyecto, que no tienen una discapacidad visual, es también un desafío, es todo un aprendizaje, porque es ponerse en el lugar de una persona, ¿no? ¿Eso ha llevado… un tiempo, no? Para ustedes…

SGM: Fue… Es muy lindo. Es un aprendizaje y creo que ha traído como te decía antes distintos impactos, por ejemplo una voluntaria nos manifestó tener problemas de salud, de ataques de pánico…

E: ¿Ataques de pánico?

SGM: Sí. Y que ella realmente necesitaba trabajar en este voluntariado porque hacer esa tarea a ella le hace muy bien psicológicamente, no solo a ella, sino que ella a través de esta tarea hace bien al otro, digamos a las personas que necesitan de este proyecto. Entonces creo que el hacer bien al otro también nos hace sentir bien a nosotros, ¿sí? Y eso nosotros como biblioteca lo sentimos así y también en el caso puntual de esta voluntaria, digamos para ella este proyecto de voluntariado, de poderlo hacer desde el hogar, desde su casa sin moverse, le daba una solución a su problemática, ¿no? Es una terapia para la voluntaria. Eso nos impactó mucho… porque era algo que no lo esperábamos.

E: Uno piensa que está ayudando y en realidad recibe ayuda…

SGM: Exactamente.

MV: Y sí, en realidad requiere una sensibilización por parte del voluntario y un ponerse en el lugar del otro que tiene una visión del mundo diferente en realidad, porque lo ve sin ver. Entonces cuando el voluntario se da cuenta cuál es la importancia de su trabajo, realmente lo puede hacer de una manera muy eficiente y hasta aportar algunos detalles que a veces en la capacitación no aparecen. Pero muchas veces recibo emails diciendo “pero a mí me parece que si a esto lo ponemos de esta forma no lo van a entender”, entonces realmente se nota una sensibilización de la persona al trabajar en este tipo de actividad.

E: Y en general en el ambiente educativo, especialmente en el universitario, ¿cómo ven este tema de la inclusión de personas con discapacidad visual? ¿Se ha hecho mucho? ¿Falta? Este es un proyecto interesante, pero ¿haría falta más?

SGM: En esta universidad digamos si bien se está trabajando sí falta, creo que es un aspecto donde queda mucho por hacer…

E: Sí, no solo en esta universidad, ¿no? Digo en general, en la provincia podríamos decir…

SGM: Sí, sí. Nosotros trabajamos desde la biblioteca en este aporte concreto y bueno, con esta necesidad puntual que hubo el año pasado y donde ya estamos mostrando los primeros resultados, ¿no? Pero bueno, hay un montón de otros… de otras características digamos que hay que trabajar sobre la inclusión que bueno, el grupo Proindu exclusivo está dedicado a eso, ¿no?

MV: De todos modos es una tarea complicada porque… lo conversamos con la gente de Proindu, cuando el alumno se inscribe no se le pregunta “¿usted posee algún tipo de discapacidad?”. Entonces el relevamiento de las discapacidades de los alumnos es una tarea muy sutil y muy demorada en realidad, porque van apareciendo…

E: Pero necesaria en realidad…

MV: Pero es necesaria, pero no se le puede preguntar al alumno “¿tiene problemas de visión? ¿Tiene problemas de audición? ¿Tiene problema de motricidad?”, porque en realidad es un poco como agresivo hacerle esas preguntas al alumno. Entonces es como que se tienen que ir descubriendo en la práctica, y eso también a veces hace difícil adaptar los servicios que brinda la universidad a las necesidades de los alumnos.

SGM: Tenemos alumnos con discapacidades, distintos tipos de discapacidades que conocen muy bien sus derechos y van exigiendo a la universidad tal o cual cosa. Y hay otros que tienen discapacidades pero tienen un perfil muy bajo y como que no se animan a pedir lo que necesitan.

E: Claro, es difícil abordar el tema al inicio de la vida universitaria…

SGM: Claro, porque algunos lo hacen valer, a sus derechos, con todo… digamos valga la redundancia los derechos que tienen, pero hay otros que no. Como que les da vergüenza, no se integran, entonces es más difícil llegar a esos alumnos que a los que realmente pueden hacer valer su necesidad.

E: Es otro tema de inclusión que hay que tratar de resolver.

SGM: Claro, claro.

E: Y en Argentina, la parte legal… ¿hay todo un marco legal que ayude a esta inclusión? ¿Existe?

SGM: Sí, sí, sí, está. La digitalización de los textos está protegida por la ley 11.723, que es la ley de propiedad intelectual en Argentina, donde se da la excepción para la digitalización de textos con personas con discapacidad. Esto no es así en otros países, en Argentina estamos protegidos legalmente, pero lo que no podemos como biblioteca por ejemplo es colocar los textos digitalizados en la web en forma abierta digamos. Todo lo que se digitaliza tiene que estar en este caso en la biblioteca Tiflolibros pero cerrado, en un ámbito cerrado y de acceso sólo para las personas que tienen esa discapacidad. Si bien nosotros desde biblioteca tenemos una clave para poder subir los textos esa clave la usamos internamente y no la distribuimos a nuestros usuarios, ¿no? Pero sí, estamos… creo que eso es una gran fortaleza de nuestra ley que nos permite avanzar, y de hecho la biblioteca Tiflolibros que actualmente tiene más de 40.000 libros digitalizados pudo avanzar sin ningún problema porque la ley lo protege.

E: Y si hablamos de las bibliotecas universitarias ¿no?, considerando este proyecto, todas las bibliotecas de la provincia de Córdoba, ¿qué pueden hacer para ayudar al proyecto la gente que trabaja en bibliotecas?

SGM: Depende un poco de la visión institucional, en Córdoba hay una red que se llama Red IDUC, que es una red que integra las distintas universidades de Córdoba para trabajar en el ámbito de la inclusión social para las personas con discapacidad. Pero bueno, hay instituciones que, en el caso nuestro hemos tomado la decisión de trabajar a través de Tiflonexos. Pero hay otras instituciones que buscan otras soluciones para cubrir las necesidades de sus propios alumnos.  Hay una decisión común en todas las universidades de Córdoba.

E: ¿No hay una coordinación entre todas?

SGM: No se ha logrado un consenso de que todas participen en Tiflonexos, y tampoco es obligatorio. Nosotros hemos tomado esa decisión, luego hay otras universidades que también siguiendo nuestros pasos han tomado la misma decisión, pero hay universidades que optan por desarrollos propios u otro tipo de soluciones y no esta forma, que también es respetable pero bueno, son decisiones institucionales, ¿no?

E: Y más allá de las bibliotecas, ¿no? Estudiantes, profesores, la gente que vive en cualquier universidad, que tiene vida universitaria, ¿cómo pueden colaborar? No solo con el proyecto sino con discapacitados visuales que quieren acceder a la universidad. ¿Qué pueden hacer… en la vida diaria, no? De ir a una universidad…

MV: Bueno, yo creo que la primera acción es tomar conciencia de las limitaciones del otro y de cómo uno puede ayudar a esa persona. En muchos casos se ve o uno se entera de que hay compañeros que le leen a los compañeros que tienen discapacidad visual, o que les ayudan a conseguir los apuntes, y creo que son acciones muy valiosas. También a veces hay compañeros que no tienen discapacidad visual sino que tienen otro tipo de discapacidades que requieren el apoyo y la comprensión de las limitaciones del otro, creo que eso es lo básico. Y obviamente que este tipo de proyectos como decíamos recién está abierto a cualquier persona que quiera colaborar.

E: ¿Cualquier persona puede sumarse al proyecto?

MV: Cualquier persona puede sumarse al proyecto. Lo único que pedimos es la responsabilidad de no difundir por sí mismo el material que nosotros le hacemos accesible, y cumplir los tiempos o avisar en la imposibilidad de seguir trabajando con nosotros. Es el único requisito.

E: Claro, es un mínimo de compromiso.

MV: Sí, un mínimo de compromiso.

SGM: Algunas de las dificultades que hemos tenido en esto es el compromiso de los docentes. En general, algunos sí y otros no. ¿Por qué? Porque muchas veces el docente busca su bibliografía, la pone en el programa, pero ¿los docentes generalmente qué hacen? Presentan su programa de estudio una semana antes del comienzo de las clases. Entonces nosotros para que un alumno que empieza cursar, suponiendo, ahora estamos entrando al segundo semestre del año, que empieza a cursar ahora, nosotros, que en esta semana nos traigan todos los textos de la materia para digitalizar, a nosotros nos lleva un tiempo que el alumno no vidente lo va a tener cuando finalice la materia y no ahora.

E: Es imposible hacerlo tan rápido…

SGM: Entonces esa concientización de parte del docente cuesta un poco, porque si bien los docentes digamos cambian la bibliografía de un año a otro, adaptan, generalmente hay cierta bibliografía que la mantienen de un año a otro. Entonces hay que trabajar con el tiempo necesario que a nosotros nos permita digitalizar, editar, y hacer accesible ese documento antes que empiecen la clases.

E: Claro, debe hacerse meses antes.

SGM: No cuando el cuatrimestre ya empezó porque llegamos tarde a la necesidad del alumno.

MV: Y está un poco esto, relacionado con esta toma de conciencia, de que el alumno discapacitado tiene los mismos derechos que el alumno que tiene todas sus capacidades… digamos normales, como para ponerlo de alguna manera. Pero si el docente nos trae los materiales más tarde nosotros le vamos a entregar el material al alumno un mes más tarde de lo planeado.

E: Es un proceso de adaptación de todos también, hacia estos derechos, ¿no?

SGM: Exacto, sí.

MV: Por eso la concientización es fundamental.

E: ¿Cuándo comenzó el proyecto?, a todo esto…

MV: A todo esto comenzó el año pasado, más o menos…

SGM: El año pasado…

E: O sea que es joven…

MV: Sí, es joven.

SGM: Un año, prácticamente un año que estamos trabajando con esto aquí.

SGM: Sí, y también hemos tenido…. Estamos en conversaciones digamos, de algunos colegios secundarios, que se han enterado de nuestro proyecto por la radio. Nosotros no hicimos difusión por radio, no la enviamos sino que llegó a través del boca en boca, alguien se enteró y hubo una difusión no esperada a través de la radio. Por eso mucha gente externa se enteró, creo si no me equivoco que fue por Radio María que se ha difundido… No, no era Radio María…

MV: No, los chicos de la escuela se enteraron porque fueron a hacer una visita a Trejo y vieron los carteles.

SGM: Ah! Bien. Bueno, ha llegado de distintas maneras a la sociedad, y estamos en tratativas con algunos colegios, especialmente los últimos años, en quinto y sexto año donde muchos colegios tienen proyectos solidarios y a veces cuesta definir qué temática, dónde trabajar y demás. Entonces estamos actualmente en conversaciones con dos colegios secundarios, para que dentro de esos proyectos de los últimos años del secundario puedan colaborar con este proyecto de digitalización en forma voluntaria. Todavía no se ha concretado la firma de un convenio, estos proyectos… estos colegios perdón, harían un convenio de colaboración con nosotros para colaborar a su vez con la biblioteca digital Tiflolibros.

MV: Hay una cuestión importante, que la biblioteca Tiflolibros no solamente tiene materiales universitarios sino que tiene materiales para todos los niveles educativos. Nosotros aportamos hacia lo universitario.

E: ¿O sea que el proyecto puede ampliarse a otros niveles educativos?

MV: Exactamente.

SGM: Exacto, si lo concretamos con esto de los colegios. La idea es trabajar con material de los colegios secundarios para digitalizar porque los voluntarios serían los alumnos de los colegios secundarios.

E: Bueno, creo que eso ha sido… No se me ocurre qué más preguntar, pero me parece muy interesante que se piense en ampliarlo a otros niveles educativos, eso por ahí hace mucha falta porque ya hay estudiantes universitarios que llegan con problemas… del tema del estudio y todo lo demás, si se suma lo de la discapacidad visual se puede ayudar bastante. Simplemente darle las gracias, y si quieren decirle algo más a la gente que va a escuchar esto y leer la entrevista, las palabras finales son de ustedes…

SGM: No, simplemente… si a través de esta entrevista y del resultado de esta entrevista que se va a publicar en el blog, si hay gente que lo lee y está interesada en colaborar en este proyecto que se comunique con nosotros. Marcela es la que está coordinando el proyecto internamente en la biblioteca, la dirección es gescal@uccor.edu.ar

Que se comuniquen o nos llamen por teléfono al 493-8090, para… bueno, contactarse con nosotros, y ahí le damos mayor información.

MV: Sí, y aportar a esto que también la biblioteca Tiflonexos aparte tiene una documentoteca y tiene también audiolibros, que es algo que nosotros no hemos trabajado pero que también estamos abiertos a que se pueda llegar a hacer algo así, si hay algún interesado.  Es cuestión de conversar con la gente  de Tiflonexos para ver cómo es que se trabaja, como para ampliar también un poquito más el voluntariado de parte nuestra.

E: Buenas ideas. Bueno, muchas gracias…

SGM: De nada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *